Páginas vistas en total

martes, 25 de noviembre de 2014

Capilla Tornabuoni

Natividad de la Virgen (Domenico Ghirlandaio, Capella Tornabuoni, Firenze)

La Capilla Tornabuoni es la Capilla Mayor de la Basílica Santa Maria Novella, Florencia, Italia. 

Esta capilla fue pintada por primera vez a mediados del siglo XVI por Orcagna. Se encontraron restos de esta antigua pintura durante la restauración de los años 40 del siglo XX, sobre todo en la bóveda. Después de su descubrimiento fueron separados y actualmente se exhiben en el refectorio antiguo, que constituye el Museo de Santa Maria Novella. 

La familia Sasetti, banqueros ricos relacionados con los Medici, había comprado desde hace muchas generaciones los derechos de la decoración del altar principal de la iglesia, mientras que las paredes de la capilla y del coro estaban a cargo de la familia Ricci. Sin embargo, en 1348 los Ricci se encontraban en dificultades financiera en una época de crisis financiera de las empresas de Florencia, estand los frescos de Orcagna en bastante mal estado. Los derechos de patronazco sobre el coro fueron traspasados a la familia Sasetti. Este deseaba adornar la capilla con frescos de San Fransisco de Asís. A causa de un enfrentamiento entre dominicos y franciscanos este encargo fue finalmente realizado en la Iglesia de la Santa Trinidad, por el pintor Domenico Ghirlandaio. 


Los frescos de la Capilla Sasetti en la Capilla de la Santa Trinidad fueron un encargo del donante y banquero Francesco Sassetti, administrador de la rama de la familia Medici. En esta capilla el artista pintó seis episodios de la vida de San Francisco, datados en 1485. 



Capilla Tornabuoni, Santa Maria Novella

Inmediatamente después de haber terminado esta obra, se le solicitó que renovara los frescos del coro de Santa Maria Novella, perteneciente a la familia Ricci, en aquel momento en manos de las familias Tornabuoni y Tornaquinci, quienes se hicieron cargo de los costos de reatauración. Los frescos de la Capilla Tornabuoni están dispuestos en cuatro ciclos a lo largo de tres paredes, siendo los temas principales la vida de la Virgen y de Juan Bautista. Estas obras son particularmente interesantes por los numerosos retratos, los cuales cuentan con un valor históricointrínsico, debido al conocimiento iconográfico de los personajes, además de su valor técnico, por la especial capacitación de Ghirlandaio para el retrato. 

Hay al menos veintiún retratos de mienbros de la familia Tornabuoni y Tornaquinci, en el Ángel que se aparece a Zacarías encontramis los retratos de Poliziano, Marcilio Ficino y otros, en la Anunciación de Ana e Isabel se puede reconocer a la bella Giovanna Tornabuoni. La Capilla Tornabuoni fue terminada en 1490, el retablo fue probablemente ejecutado con la ayuda de los hermanos de Domenico, Davide y Benedetto. Se relaciona con dichos frescos el Retrato de Giovanna Tornabuoni (1488) del Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, único ejemplo de Ghirlandio en España. 

En 1485, cuando estaba terminando los frescos de la Iglesia de la Santa Tribidad, Giovanni Tornabuoni lo llamó para refrescar la propia capilla mayor de Santa Maria Novella, esta vez con escenas de la vida de Maria y de Juan Bautista (Patrón de la ciudad de Florencia). Este refrescamiento siguió el modelo de las anteriores escenas de Orcagna. 



La expulsión de Joaquín del Templo (Domenico Ghirlandaio, Capilla Tornabuoni)


Domenico Ghirlandaio, en esa época el artista más famoso de la época entre los ricos mercaderes florentinos trabajó allí entre 1485 y 1490 con ayuda de su taller. En aquel taller se encontraban otros artistas, incluidos sus hermanos Davide y Benedetto, su cuñado Sebastiano Maainardi y probablemente también el joven Miguel Ángel, alumno de Ghirlandaio. Dado el tamaño de la empresa, gran parte fue pintada con ayudantes. El estilo de todas las obras es homogéneo. La obra fue realizada por el artista en los cuatro años estipulados por contrato. 

La popularidad de Ghirlandaio resistía en su maestría en ambientar las escenas sagradas en la vida social de la época y su enorme capacidad para retratar a los miembros de la alta sociedad de Florencia, entre los cuales los Tornabuoni, aliados de los Medici, eran una de las familias más importantes. El resultado final fue desigual: mientras que las escenas más bajas y más cercanas al espectador tienen retratos maravillosos, composición equilibrada y detalles increíbles, las escenas superiores son más estáticas, con movimientos más bien torpes, sugiriendo una intervención masiva del taller. 

Los frescos de la capilla Tornabuoni desarrollan escenas de la vida de la Virgen y de San Juan Bautista, sobre las tres paredes disponibles. Cada pared se divide en varias secciones horizontales y cada sección horizontal puede estar dividida en varias escenas. Las secciones se leen de abajo hacia arriba, aunque dicho sistema fue considerado arcaico en aquella época. Finalmente, la iluminación de los frescos está adaptada a su situación en las tres paredes. 




Vista del techo de la Capilla Tornabuoni

No hay comentarios:

Publicar un comentario